El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional en virtud de fortalecer su red de monitoreo en el volcán El Reventador y contribuir en el conocimiento de los fenómenos volcánicos, realizó una campaña con un equipo técnico - científico de la Universidad Estatal de Boise (Estados Unidos) para la instalación, mantenimiento y recuperación de datos de la red de infrasonido en el volcán El Reventador.

Instalación y mantenimiento de estaciones de Infrasonido en el volcán El Reventador

Foto 1. a) A la izquierda, recuperación de información de la estación de infrasonido de Azuela en el flanco nor-oriental del volcán. b) Instalación de la nueva estación de infrasonido en el sector de LAVA 9.

 

Uno de los objetivos principales de la red de infrasonido es estudiar los procesos de desgasificación pasiva que ocurren en el volcán y con ello definir mecanismo de erupción (sistemas abiertos o cerrados). Estos patrones de comportamiento en un futuro pudiesen ser extrapolados a otros volcanes como el Cotopaxi.  Además de identificar fuentes móviles, es decir: flujos piroclásticos, rodar de rocas, ventos diferentes, etc.

Los trabajos se realizaron desde el 11 al 15 de noviembre del presente. Debido al difícil acceso se acampó dos días en el sector del río Azuela lugar desde el cual se pudieron realizar observaciones directas de los diferentes fenómenos superficiales que suceden en el volcán. Se observaron emisiones de carga moderada de ceniza no mayores a 1,5 km con dirección hacia el nor-occidente, rodar de bloques y material incandescente durante la noche.

FV/HO/AC
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Comunidad

A partir del día de mañana 17 de Noviembre 2015 se emitirá un solo informe, mismo que se publicará diariamente a las 14:00, el cual tendrá  información sísmica, observaciones superficiales, gases y novedades adicionales sobre la situación del volcán en el lapso de las últimas 24 horas.

Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes

Desde el incremento en la actividad interna y superficial reportado en el informe especial N. 19, la caída de ceniza hacia el occidente del volcán ha sido constante. Los sectores donde se han registrado las mayores concentraciones de ceniza son Choglontus, Manzano y Quero, siendo la primera la más afectada.

Afectación por caída de ceniza debido a la actividad actual del volcán Tungurahua

Figura 1. Acumulación de ceniza en el techo de una vivienda del sector Choglontus. Foto: V. Lema (IG-EPN).

Gracias a los datos recolectados en cenizómetros, instalados en los alrededores del volcán por el Instituto Geofísico. Para el día 13 de noviembre de 2015 se contabilizó una densidad aérea en el sector de Choglontus de ~ 1600 g m2, espesor ~ 1,65 mm, densidad del depósito 960 kg m3.

Afectación por caída de ceniza debido a la actividad actual del volcán Tungurahua

Figura 2. Espesor del depósito de ceniza, sector Choglontus. Foto: V. Lema (IG-EPN).

Solo en 6 ocasiones hubo caídas de este tamaño o más fuertes desde diciembre de 2010 (09/12/10, 11/12/10, 22/12/11, 18/05/12, 10/08/12, 15/08/12). En estas ocasiones se pueden producir pequeños flujos piroclásticos por desestabilización del material acumulado en el borde del cráter (como el 09/12/10) pero que tienen un alcance limitado.

Afectación por caída de ceniza debido a la actividad actual del volcán Tungurahua

Figura 3. Afectación de los sembríos en el sector occidental del volcán Tungurahua. Foto: X. Parra (IG-EPN).

Los estragos por las caídas se ceniza han sido intensos en los últimos días, en el sector más afectado (Choglontus) los cultivos se han perdido completamente por el peso de la ceniza, el ganado, quienes son la principal fuente de ingresos de las familias, se han quedado sin su alimento. Los vigías del volcán Tungurahua, en colaboración con Marcelo Espinel (Coordinador de Gestión de Riesgo del Cantón Baños) han empezado a dar la mano a las familias afectadas, iniciando con una recolección de alimento para los animales.

Afectación por caída de ceniza debido a la actividad actual del volcán Tungurahua

Figura 4. Acumulación de ceniza en los árboles en el sector occidental del volcán Tungurahua. Foto: V. Lema (IG-EPN).

Afectación por caída de ceniza debido a la actividad actual del volcán Tungurahua

Figura 5. Afectación de los sembríos en el sector de Choglontus. Foto: V. Lema (IG-EPN).

Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes

RESUMEN:
La actividad interna y superficial se ha incrementado en el volcán Tungurahua desde el 9 de noviembre de 2015. La actividad ha sido caracterizada por largos periodos de tremor de emisión, que en ocasiones llegan a saturar las estaciones sísmicas del volcán. Por otro lado, las columnas eruptivas han alcanzado hasta 4 km snc, afectando con caídas de ceniza a poblaciones ubicadas hacia el occidente, noroccidente y suroccidente del centro eruptivo. Durante las noches ha sido posible observar incandescencia y escuchar fuertes bramidos que provocan vibración de ventanales en las zonas aledañas al volcán. La deformación registrada en la estación inclinométrica RETU (3900 m) indica una deflación acelerada posiblemente relacionada al ascenso de magma por sobre la altura del instrumento.


SISMICIDAD:
A partir de las 20h00 (Tiempo Local) del 9 de noviembre de 2015, la actividad sísmica del volcán Tungurahua mostró un aumento en comparación con lo registrado las semanas pasadas. Posteriormente, desde las 15h00 del 10 de noviembre se registró un incremento de amplitud en los episodios de tremor de emisión, llegando a saturar la estación más cercana al cráter (RETU) durante una hora. Adicionalmente se registraron 5 explosiones pequeñas entre el 11 y 12 de noviembre. Finalmente, desde la madrugada del 13 de noviembre, el tremor de emisión se ha mantenido, saturando la estación RETU por más de 12 horas consecutivas.

Informe Especial Tungurahua N. 15 - 2015

Figura 1. Drumplots de la estación de infrasonido BMAS (11 y 12 de noviembre). Las señales marcadas en una elipse indican las explosiones.

 


OBSERVACIONES VISUALES:
Las emisiones de ceniza con una carga baja a moderada han sido constante desde el martes 10 de noviembre de 2015. Las columnas eruptivas  han alcanzado una altura máxima de 4 km snc y se han dirigido hacia el norte, occidente, noroccidente y suroccidente (Washington VAAC).

Informe Especial Tungurahua N. 15 - 2015

Figura 2. Emisión con carga baja de ceniza dirigiéndose hacia el Occidente-Noroccidente. 12 de noviembre. Foto: V. Valverde (IG-EPN).

 

Durante la tarde y parte de la noche las condiciones climáticas han sido favorables para poder registrar la emisión de material incandescente, mismo que ha descendido hasta 500 m bajo el nivel del cráter y ha sido observado desde varios puntos alrededor del volcán.

Informe Especial Tungurahua N. 15 - 2015

Figura 3. Emisión de material incandescente, 12 de noviembre, 19h00 (TL). Foto: V. Valverde (IG-EPN).

 


DISPERSIÓN Y CAÍDA DE CENIZA:
Según la Washington VAAC, las plumas de ceniza producidas por la actividad alcanzaron una altura de 4 km snc y una longitud de más de 200 km entre el 12 y el 13 de noviembre. La dirección de las plumas ha variado entre Suroccidente y Noroccidente con una dirección predominante hacia el Occidente produciendo caídas de ceniza en los sectores de Cotaló, Penipe, Mocha, Quero, Choglontus, Bilbao, Pillate, Manzano y Cevallos.

Informe Especial Tungurahua N. 15 - 2015

Figura 4. Pluma de ceniza observada (arriba izquierda) y pronosticada (otras imágenes) asociada a la actividad del volcán Tungurahua (Washington VAAC).

 


MONITOREO TÉRMICO:
Mediante la cámara térmica fija ubicada en el sector de Mandur se evidenció la acumulación de material incandescente en la parte alta del volcán debido a las emisiones continuas.

Informe Especial Tungurahua N. 15 - 2015

Figura 5. Imagen térmica registrada a las 18h22 (TL).

 


GEOQUÍMICA:
El valor de SO2 emitido por el volcán también ha mostrado cambios en los últimos días, llegándose a registrar 2751 t/d en la estación de Pillate el día martes 10 de noviembre, mientras que el valor medio de este gas medido la semana pasada fue de 540 t/d.

Informe Especial Tungurahua N. 15 - 2015

Figura 6. Emisiones de SO2 en el volcán Tungurahua desde el 30 de octubre al 12 de noviembre de 2015.

 


DEFORMACIÓN:
La estación inclinométrica ubicada en la parte más alta del volcán (RETU) ha presentado una tendencia deflacionaria en la última semana, llegándose a registrar hasta 26 µrad/día.

Informe Especial Tungurahua N. 15 - 2015

Figura 7. Gráfico de los datos de los ejes radial y tangencial de la estación RETU hasta el 11 de noviembre, 2015.

 


ESCENARIOS PROBABLES:
De acuerdo a los parámetros monitoreados y la actividad actual del volcán se plantean los siguientes escenarios ordenado del más probable (1) al menos probable (3), para un rango de tiempo de días a semanas.

  • 1.    Que la actividad se mantenga con un comportamiento similar a los últimos días. Se producen emisiones continuas de gases, ceniza y material incandescente. El principal efecto de la erupción es una caída moderada de ceniza que afectaría el sector occidental (entre SW y NW) del volcán. Se podrían generar pequeños flujos piroclásticos que se quedarían en la parte alta del volcán. En caso de fuertes lluvias se podrían generar lahares que bajarían por las quebradas del volcán.
  • 2.    Que la actividad decaiga paulatinamente, emitiendo pequeñas columnas de ceniza y gases sin mayor afectación a la población.
  • 3.    Que se produzca una nueva inyección de magma, por lo que la actividad incrementa y se vuelve más explosiva. En este escenario se podrían generar flujos piroclásticos de tamaño moderado y con fuertes caídas de ceniza.


VV, BB, VL, XP, PM, PE
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional informa que el día, 12 de noviembre de 2015 a las 15:51 (TL), se registró una  señal de tremor (Figura 1) asociada con una emisión de gas y ceniza con carga moderada. Previamente los sensores de infrasonido registraron una pequeña explosión a las 15:22 (TL). La columna de ceniza alcanzó una altura de 3000 metros sobre el nivel del cráter y su movimiento tiene una tendencia general en dirección hacia el occidente (Figura 2).

Se esperaría la presencia de ceniza al occidente del volcán en las zonas aledañas.

Emisión con carga moderada de ceniza del volcán Cotopaxi

Figura 1. Registro sísmico de la estación BTAM donde se observa el tremor asociado con la emisión de ceniza.

Emisión con carga moderada de ceniza del volcán Cotopaxi

Figura 2. Emisión con carga moderada de ceniza, altura 3000m, snc.

Esta emisión con carga moderada de ceniza ocurre luego de casi tres semanas en que la actividad superficial del volcán se caracterizó por la emisión de muy poca cantidad de ceniza y la presencia de una columna poco energética de gases y vapor de agua con un contenido moderado de SO2 fluctuante entre 500 y 2500 ton/día.

La presente emisión constituiría el inicio de un tercer episodio de emisiones de ceniza dentro de una actividad sostenida de nivel bajo a moderado que ha caracterizado al volcán desde el inicio del período eruptivo el 14 de agosto pasado, ratificándose hasta el momento de la redacción del presente informe la vigencia del Escenario 1 (ver informes anteriores).

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional se mantiene atento a la evolución del sistema volcánico.

Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes

A partir de las 20h00 (Tiempo Local) del 9 de noviembre de 2015, la actividad sísmica del volcán Tungurahua mostró un aumento en comparación con lo registrado las semanas pasadas. Posteriormente, desde las 15h00 del 10 de noviembre se registró un incremento de amplitud en los episodios de tremor de emisión, llegando a saturar la estación más cercana al cráter (RETU) durante una hora. Adicionalmente se registraron 3 explosiones, la primera a las 21h39 y la más grande a las 23h59 (TL). El día de hoy, 11 de noviembre nuevamente a las 02h52 (TL) el tremor llegó a saturar dicha estación durante tres ocasiones por alrededor de una hora cada una.

Actualización de la actividad del volcán Tungurahua

Foto 1. Actividad superficial volcán Tungurahua, 10 de noviembre de 2015, 17h50 (TL). Foto: V. Valverde (IG – EPN).

La actividad superficial del volcán ha estado caracterizada desde el día 10 de noviembre por una emisión continua, con una carga moderada de ceniza gris y fina. Las emisiones han alcanzado hasta 3.5 km snc y se han dirigido hacia el norte, occidente y noroccidente. Como consecuencia de esta actividad de emisión se registraron caídas de ceniza en los sectores de Manzano, Choglontus, Bilbao, Mocha, Quero y Cotaló. Además, desde la tarde de ayer se pudo observar la salida de bloques incandescentes desde el cráter en dirección norte, noroccidental y oriental; dichos bloques llegaron hasta alrededor de 500 m bajo la cumbre sin alcanzar a zonas pobladas. Los bramidos han sido constantes en las últimas horas, provocando vibración de ventanales en los sectores aledaños al volcán.

Actualización de la actividad del volcán Tungurahua

Foto 2. Actividad superficial volcán Tungurahua, 10 de noviembre de 2015, 18h50 (TL). Foto: V. Valverde (IG – EPN).

El Instituto Geofísico mantiene el monitoreo continuo de la evolución de la actividad del volcán Tungurahua, en caso de algún cambio a nivel interno o superficial se informará en un nuevo informe.

VV, VL, SH, PR, PM, XP
OVT - Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes

Disminución de la actividad externa

Resumen
Durante la última semana en el volcán Cotopaxi se ha observado una disminución de la actividad externa, que está caracterizada principalmente por columnas de gases, de color blanco que han alcanzado hasta 2 km de altura sobre el nivel del cráter. La presencia de ceniza ha sido menor a las semanas anteriores indicando posiblemente el final de la fase empezada el 3 de octubre. Se contabilizaron entre 50 a 100 sismos volcano-tectónicos (VT) por día, lo cual representa un leve aumento comparado con la semana anterior. La gran mayoría de estos eventos tipo VT son de magnitudes bajas. Los niveles del gas SO2 fueron menor a 2500 ton/día. Al momento la actividad del volcán está circunscrita a lo indicado en el Escenario “1” descrito en las actualizaciones previas y al final de este documento. Este escenario prevé que el volcán continuará produciendo emisiones, posiblemente explosiones ocasionales de tamaños pequeños a moderados y lahares secundarios que se quedarían dentro de los límites del Parque Nacional Cotopaxi.


Observaciones visuales
Las condiciones de observación visual han sido variables. Durante la última semana se observaron columnas de emisión alcanzando hasta 2000 m pero con más frecuencia inferiores a 1000 m sobre el nivel del cráter y con carga baja de ceniza (Fig. 1). La dirección del viento ha variado entre Noroccidente y Sur, con una dirección predominente hacia el Occidente. También se observó brillo al nivel del cráter durante las noches despejadas.

Informe Especial Cotopaxi N. 22 - 2015

Figura 1. Vista del flanco norte del volcán Cotopaxi con una columna de gases y ceniza, tomada el 29 de Octubre, 2015 (foto: Jean-Luc Le Pennec, IRD-IGEPN).


Sismicidad
Durante la última semana, la actividad sísmica total del volcán Cotopaxi no ha mostrado mayor cambio respecto a la semana anterior. El volcán continua presentando principalmente eventos Volcano-tectónicos (VT entre 50 y 100 por día). Se han registrado esporádicos episodios de tremor de emisión y pocas explosiones pequeñas (Fig. 2).

Informe Especial Cotopaxi N. 22 - 2015

Figura 2. Número de eventos sísmicos registrados en el Cotopaxi hasta el 5 de noviembre, 2015 (G. Viracucha, IGEPN).

Los eventos localizados en estos primeros días de este mes de noviembre están ubicados entre 1 y 9 km bajo el cráter y poseen magnitudes entre 0.2 a 2.4Mlv.

Informe Especial Cotopaxi N. 22 - 2015

Figura 3. Localizaciones de los eventos ocurridos en el volcán Cotopaxi entre el 01 y el 05 de noviembre, 2015. La gran mayoría de eventos localizados corresponde a sismos de tipo volcano-tectónicos (VT, triángulos azules) (G. Viracucha, IGEPN).


Deformación
El inclinómetro de VC1 muestra un patrón de deformación menos pronunciado en comparación a meses anteriores. La tendencia en las últimas semanas del mes de octubre presenta un leve aumento en su pendiente posiblemente relacionado con el leve incremento en el número de VT registrado (Fig. 4).

Informe Especial Cotopaxi N. 22 - 2015

Figura 4. Deformación registrada en la estación inclinométrica VC1 comparada con el número de eventos sísmicos (M. Yépez, IGEPN).

No se ha observado variación en las tendencias de los GPS con datos procesados hasta el 3 de noviembre. En la figura 5 se observa la serie temporal de la estación CAME (flanco occidental) de su componente vertical, en la cual se puede observar que no hay cambios importantes. Las pequeñas variaciones son menores al ruido instrumental.

Informe Especial Cotopaxi N. 22 - 2015

Figura 5. Componente vertical de la estación GPS de CAME (flanco occidental) (S. Aguaiza, IGEPN).


Emisión del SO2
Las emisiones de SO2 se mantuvieron por debajo de 2500 ton/día en los últimos días con un alto número de mediciones válidas, indicando una desgasificación contínua durante todo los días (Fig. 6). Las bajas emisiones registradas en los últimos días por las estaciones permanentes son posiblemente el reflejo de la variación de la dirección de la pluma hacia zonas donde hay poca cobertura para el monitoreo de SO2.

Informe Especial Cotopaxi N. 22 - 2015

Figura 6. Valores máximos del SO2 (dióxido de azufre) hasta el 5 de noviembre, 2015 (C. Barrington, IGEPN).


Caída de ceniza
Durante la última semana se registraron caídas pequeñas de ceniza dentro del Parque Nacional Cotopaxi, mientras que en zonas más lejanas las caídas fueron mínimas (Fig. 7). No se observa mayor cambio en el tamaño de la ceniza (muy fina) o en sus componentes (principalmente material del conducto, poco material posiblemente juvenil).

Informe Especial Cotopaxi N. 22 - 2015

Figura 7. Mapa preliminar del depósito de caída de ceniza asociado a la actividad eruptiva del volcán Cotopaxi entre el 28 de octubre y el 4 de noviembre de 2015 (proyección WGS 84, coordenadas en UTM).


Interpretación
Los datos de monitoreo obtenidos hasta el 5 de noviembre indican una diminución paulatina de la actividad superficial lo que podría indicar que la fase eruptiva actual, que empezó el 3 de octubre pasado, se está terminando. Al momento la actividad interna no muestra un cambio significativo. La sismicidad sigue dominada por señales de tipo VT. No hay evidencia todavía de un cambio de comportamiento significativo del Cotopaxi. El IGEPN está muy atento de cualquier cambio en las condiciones presentadas por el volcán.


Escenarios
Al momento el volcán presenta una actividad circunscrita dentro del escenario “1” (detallado a continuación). Sin embargo, debido a que los sistemas naturales pueden presentar cambios en el corto plazo no podemos descartar como posibles los demás escenarios para los próximos días a semanas (en orden del más probable al menos probable:

  • Escenario 1) un nuevo pulso de magma llega lentamente al reservorio y tiene paso libre hasta la superficie. En este caso, la actividad eruptiva aumenta progresivamente, con ocurrencia de emisiones de ceniza seguidas por pequeñas explosiones. El proceso eruptivo se prolonga por semanas hasta agotamiento de la energía de este pulso de magma (tipo Tungurahua marzo 2013, o Cotopaxi 2015). Este tipo de fases eruptivas puede repetirse si la alimentación en magma se mantiene en el mismo nivel. Las caídas de ceniza son leves a moderadas en las direcciones predominantes del viento con una acumulación de hasta pocos milímetros de ceniza. Durante este tipo de actividad se podría observar brillo al nivel del cráter. Las explosiones pequeñas podrían lanzar bloques balísticos decimétricos hasta 1-2 km del cráter, produciendo incandescencia en los flancos superiores. Lahares secundarios pequeños se podrían formar debido a la remobilización del material eruptivo por lluvia o deshielo del glaciar afectando principalmente la zona del Parque Nacional Cotopaxi. Al momento de la publicación de este informe el Cotopaxi está terminando una fase de este tipo y podría retomar  actividad de este mismo estilo en los próximos días a semanas;
  • Escenario 2) el nuevo pulso de magma llega al reservorio pero su paso a la superficie está obstruido por un tapón, lo que provoca un aumento de la presión en el conducto volcánico. Eventualmente, la presión del magma vence la resistencia del tapón, produciendo una (o más) explosiones de tamaño moderado a grande con abundante incandescencia, caídas de bombas balísticas que alcanzan un máximo de 5 km desde el cráter y pequeños flujos piroclásticos (tipo Tungurahua julio 2013). Las caídas de ceniza son moderadas a fuertes en las direcciones predominantes del viento con una acumulación de algunos milímetros hasta pocos centímetros de ceniza cerca del volcán. Adicionalmente se pueden formar lahares por la mezcla del material volcánico con agua de derretimiento del glaciar. En este escenario los lahares podrían ser de tamaño pequeño hasta moderado y afectarían principalmente la zona del Parque Nacional Cotopaxi, pero también zonas pobladas de los drenajes principales del volcán (ríos Pita, y/o Cutuchi y/o Alaquez y/o Jatunyacu), aunque no con la misma magnitud del escenario de 1877. Flujos de agua lodosa podrían bajar en los drenajes principales sin mayor afectación. Al momento de la publicación de este informe este escenario es menos probable que el escenario a);
  • Escenario 3) el pulso de magma que asciende tiene un volúmen mayor y una mayor velocidad de ascenso. Esto hace que las altas presiones producidas abran violentamente el conducto volcánico y se produzcá una erupción paroxismal (tipo Cotopaxi junio 1877, Reventador noviembre 2002, Tungurahua agosto 2006) con la generación de flujos piroclásticos en todos los flancos, con predominancia hacia la dirección del viento. Los flujos piroclásticos pueden alcanzar el pie del volcán. El contacto entre los flujos piroclásticos calientes y el glaciar produce un gran derretimiento de este último, lo que genera lahares moderados o grandes que bajan por uno o varios de los drenajes que nacen en el volcán.  Estos lahares pueden viajar decenas hasta cientos de kilómetros por los valles de los ríos dejando depósitos de metros hasta decenas de metros de espesor. Adicionalmente se puede producir fuertes caídas de ceniza y lapilli (cascajo) asociada a esta actividad. El espesor del depósito de caída podría alcanzar más de 1 cm a 70 km y 10 cm a 20 km del volcán en la dirección principal del viento. En general, a las erupciones paroxismales, siguen otras menores que van decayendo en intensidad hasta que cesan luego de varios meses o años. Al momento de la publicación de este informe este escenario es mucho menos probable de ocurrir en las próximas semanas que los escenarios 1 y 2;
  • Escenario 4) no se descarta por completo una disminución de la actividad eruptiva en el caso de que la nueva intrusión de magma no ascienda a zonas superficiales. Sin embargo, en función de los parámetros de monitoreo y a la historia volcánica del Cotopaxi, este escenario es el menos probable de todos.

Estos escenarios podrán ser cambiados de acuerdo a la evolución de la actividad del volcán.


BB-GV-MY-SA-CB-DA
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes

Pequeñas Explosiones y Escasa Emisión de Ceniza  

Resumen
Durante la última semana en el volcán Cotopaxi se han producido principalmente columnas de vapor de agua y gases, de color blanco que llegaron hasta 1 a 2 km de altura sobre el nivel del cráter.  La presencia de ceniza ha sido mínima, excepto por caídas esporádicas que se depositaron en los flancos superiores.  Se contabilizaron entre 30 a 50 sismos volcano-tectónicos (VT) por día, lo cual representa una disminución en la tasa comparada con semanas anteriores. La mayoría de estos eventos tipo VT son de magnitudes bajas.  Ocasionalmente han ocurrido pequeñas explosiones, cuyas ondas acústicas fueron detectadas solo por la red de sensores de infrasonido en el volcán.   Ninguna de estas explosiones fue percibida por las poblaciones aledañas. Los niveles del gas SO2 fueron entre 2000 a 5600 ton/día.  Al momento la actividad del volcán está circunscrita a lo indicado en el Escenario “1” descrito en las actualizaciones previas y al final de este documento.  Este escenario prevé que el volcán continuará produciendo emisiones, posiblemente explosiones ocasionales de tamaños pequeños a moderados y lahares secundarios que quedan dentro del Parque Nacional Cotopaxi.


Observaciones visuales
Las condiciones de observación visual han sido buenas.  Con frecuencia se observaron columnas blancas de vapor con baja a moderada fuerza asciendo hasta 1-2 km de altura sobre el nivel del cráter (Fig. 1).

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 1. Vista del flanco oriental del volcán Cotopaxi y su columna de vapor, gases y escasas cenizas, tomada desde un avión a las 08h45TL el 26 de Octubre, 2016.  Foto: Andrea Jiménez Trujillo.


Sismicidad
Durante la última semana, la actividad sísmica total del volcán Cotopaxi ha tenido una leve disminución si se compara con las semanas anteriores (Tabla 1, última columna).  La sismicidad se caracterizó por la presencia esporádica de señales sísmicas asociadas a las emisiones, llamadas tremores de emisión (Fig. 2) y por la generación de sismos volcano-tectónicos (VT) que llegaron a presentar un promedio de 40 a 50 eventos/día (Fig. 3).

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Tabla 1. Número de eventos sísmicos en categorías registrado por la red de sismógrafos del IGEPN durante el mes de Octubre, 2015.

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 2: Número de episodios de  tremor de emisión desde Agosto, 2015.  Se nota que desde la tercera semana de Octubre hubo una marcada disminución de estas señales.

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 3. Número de sismos volcano-tectónicos desde el 01 de Agosto, 2015.  Se observa una leve disminución de estos eventos en la última semana, pero aún se tiene un promedio de 40-50 VTs/día.

Las magnitudes de los VTs son generalmente menores a 1, sin embargo se registraron eventos con magnitud 2.7 el 14 de octubre (Fig. 4).  

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 4. Magnitudes de los eventos volcano-tectónicos desde el 01 de Abril, 2015 hasta el presente.  Se observa una leve disminución de las magnitudes de los eventos ocurridos en las últimas semanas.

Casi todos los eventos sísmicos se ubican bajo la cumbre o a poca distancia de la misma, a profundidades de 2 a 12 km bajo la cumbre (Fig. 5).

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 5. Localizaciones de los eventos ocurridos en el volcán Cotopaxi entre el 01 y el 27 de Octubre, 2015.  La gran mayoría de eventos localizados corresponde a sismos de tipo volcano-tectónicos (VT, triángulos azules) y unos pocos LP (círculos rosados). Todos los eventos se sitúan aproximadamente debajo del cráter del volcán, a profundidades de menos de 12 km (aunque la mayoría está a menos de 9 km debajo el cráter).

Igual como en semanas anteriores la energía asociada a la actividad no ha experimentada alzas significativas en las últimas semanas y se queda ligeramente sobre los niveles del fondo (Fig. 6).   También han ocurrido ocasionalmente explosiones pequeñas (Fig. 7).

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 6. Energías relativas de la energía sísmica liberada desde el 01 de Enero, 2015 hasta el presente.  Se observa una leve y progresiva disminución ocurrida en las últimas semanas, la cual está influenciada por la pequeña actividad de los tremores de emisión.

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 7. Registro de explosiones que fueron registradas en el volcán Cotopaxi.  Son de tamaño pequeño y no han sido percibidas por la población aledaña.

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 8. Registro en la estación sísmica banda ancha (panel superior) y de infrasonido (panel medio), de una explosión que ocurrió al 24 de Octubre, 2015, a las 08h49TU en el volcán Cotopaxi.  Es de tamaño pequeño y no fue percibida por la población aledaña.


Deformación
La estación inclinométrica de VC1 (flanco NE) continúa con la misma tendencia que sus ejes han presentado en el transcurso del último mes, que coincide con la disminución de sismos, en especial los de tipo VT. (Fig. 9). La magnitud de deformación compuesta, registrada por esta estación se mantiene estable durante este período. En forma general, la deformación es menor en comparación a meses anteriores.  El nivel de deformación sigue bajo, con respecto a patrones de deformación registradas antes de erupciones en otros volcanes.

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 9.  Deformación registrada en la estación inclinométrica VC1 en comparación al número de eventos sísmicos. Desde mediados de septiembre, la tendencia de deformación neta se mantiene estable, ni ascendente ni descendente.


Emisión del SO2
La figura 10, muestra los valores de flujo de SO2 obtenidos por la red permanente de DOAS desde el 01 de enero, 2015 (Fig. 10).  A partir del 17 de Octubre, los valores máximos han variado entre 450 a 6600 ton/día (Fig. 11).

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 10.  Los valores del SO2 (dióxido de azufre) desde el 01 enero, 2015

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 11.  Los valores máximos del SO2 (dióxido de azufre) han variados desde 450 a 6600 ton/día entre el 17 a 23 de octubre, 2015


Caída de ceniza
La última caída de ceniza fue reportada por los vigías y publicada en nuestro informe del 19 de Octubre.  Se reportó que hubo leves caídas en los sectores de Aloasí, Aloag, Jambelí, El Chaupi y Tanicuchi, o sea, mayormente en una zona al NE y al W del volcán.    Posteriormente, en las noches despejadas del 25 y 26, con la ayuda de una cámara térmica del IGEPN, se pudo observar brillo al nivel del cráter, que es el resultado de la reflexión de la irradiación en los gases que salen del cráter.  

Las cenizas que fueron re-colectadas el día 20 de octubre contiene las caídas de ceniza ocurridas desde inicios de mes (Fig. 12) tienen una alta concentración de componentes densos como microlitos y cristales libres.  Hay poca presencia de clastos vesiculados (tipo escoria o pómez) que podrían ser considerados como una señal de magma juvenil.

Informe Especial Cotopaxi N. 21 - 2015

Figura 12. Vista de las partículas de ceniza recolectadas en el flanco W  del volcán Cotopaxi.  La imagen es ampliada con un microscopio de barrido electrónico (SEM).  Se nota la alta concentración de cristales, microlitos y pocos componentes vesiculados (juveniles frescos).  Estos componentes son casi idénticos a los vistos en semanas anteriores.  Imagen por Elizabeth Gaunt-IGEPN.


Interpretación
Los datos de monitoreo obtenidos entre el 20 hasta el 27 de octubre indican que hay una continuación con las características propias del escenario “1” propuesto en las actualizaciones anteriores. La presencia de un nuevo pulso de magma entrante al sistema que fue identificado por los VTs en semanas anteriores y ahora por los incrementos en los valores del SO2 ha tenido leves manifestaciones superficiales, como son el brillo en el cráter, leves emisiones e ceniza y ligeras explosiones.  Estas manifestaciones son coherentes con el emplazamiento de un volumen pequeño de magma nuevo, que ha causado solo muy tenues cambios en los flancos del volcán y que las cenizas que han sido emitidas no son el producto todavía de un magma juvenil vesiculado que se haya fragmentado.  El magma en el tope del sistema está en el proceso de desgasificación en niveles entre 1-3 km bajo al nivel del cráter. Las explosiones esporádicas que se registran son el resultado de acumulaciones superficiales de gas magmático y vapor de agua que se libera cuando la presión interna sobrepasa la resistencia del obstáculo en el conducto.  El IGEPN está muy atento de cualquier cambio en las condiciones presentadas por el volcán.

Dentro del escenario “1” se podrían producir los siguientes fenómenos:
- continuación de la emisión y consecuente caída de ceniza.
- explosiones pequeñas a moderadas con bloques incandescentes limitados a zonas cercanas al cráter.

En este escenario no se considera probable la generación de lahares de tamaño moderado ni grande, pero sí, posiblemente la generación de lahares secundarios pequeños asociados a la removilización de la ceniza debido al deshielo del glaciar y a lluvias en las partes altas del edificio volcánico.


Escenarios
Al momento, como se ha indicado, el volcán presenta una actividad circunscrita dentro del escenario “1” (detallado nuevamente a continuación). Sin embargo, debido a que los sistemas naturales pueden presentar cambios en el corto plazo no podemos descartar como posibles los demás escenarios para los próximos días a semanas (en orden del más probable al menos probable:

  • Escenario 1) el nuevo pulso de magma llega lentamente al reservorio y tiene paso libre hasta la superficie. En este caso, la actividad eruptiva aumenta progresivamente, con ocurrencia de emisiones de ceniza seguidas por pequeñas explosiones. El proceso eruptivo se prolonga por semanas hasta agotamiento de la energía de este pulso de magma (tipo Tungurahua marzo 2013). Este tipo de fases eruptivas puede repetirse si la alimentación en magma se mantiene en el mismo nivel. Las caídas de ceniza son leves a moderadas en las direcciones predominantes del viento con una acumulación de hasta pocos milímetros de ceniza. Durante este tipo de actividad se podría observar incandescencia (brillo) en el cráter. Las explosiones pequeñas podrían lanzar bloques balísticos decimétricos hasta 1-2 km del cráter, produciendo abundante incandescencia en los flancos superiores. Lahares secundarios pequeños se podrían formar debido a la remobilización del material eruptivo por lluvia o deshielo del glaciar afectando principalmente la zona del Parque Nacional Cotopaxi. Al momento de la publicación de este informe, este es el escenario en curso;
  • Escenario 2) el nuevo pulso de magma llega al reservorio pero su paso a la superficie está obstruido por un tapón, lo que provoca un aumento de la presión en el conducto volcánico. Eventualmente, la presión del magma vence la resistencia del tapón, produciendo una (o más) explosiones de tamaño moderado a grande con abundante incandescencia, caídas de bombas balísticas que alcanzan un máximo de 5 km desde el cráter y pequeños flujos piroclásticos (tipo Tungurahua julio 2013). Las caídas de ceniza son moderadas a fuertes en las direcciones predominantes del viento con una acumulación de algunos milímetros hasta pocos centímetros de ceniza cerca del volcán. Adicionalmente se pueden formar lahares por la mezcla del material volcánico con agua de derretimiento del glaciar. En este escenario los lahares podrían ser de tamaño pequeño hasta moderado y afectarían principalmente la zona del Parque Nacional Cotopaxi, pero también zonas pobladas de los drenajes principales del volcán (ríos Pita, y/o Cutuchi y/o Alaquez y/o Jatunyacu), aunque no con la misma magnitud del escenario de 1877. Flujos de agua lodosa podrían bajar en los drenajes principales sin mayor afectación. Al momento de la publicación de este informe este escenario es menos probable que el escenario a);
  • Escenario 3) el pulso de magma que asciende tiene un volúmen mayor y una mayor velocidad de ascenso. Esto hace que las altas presiones producidas abran violentamente el conducto volcánico y se produzcá una erupción paroxismal (tipo Cotopaxi junio 1877, Reventador noviembre 2002, Tungurahua agosto 2006) con la generación de flujos piroclásticos en todos los flancos, con predominancia hacia la dirección del viento. Los flujos piroclásticos pueden alcanzar el pie del volcán. El contacto entre los flujos piroclásticos calientes y el glaciar produce un gran derretimiento de este último, lo que genera lahares moderados o grandes que bajan por uno o varios de los drenajes que nacen en el volcán.  Estos lahares pueden viajar decenas hasta cientos de kilómetros por los valles de los ríos dejando depósitos de metros hasta decenas de metros de espesor. Adicionalmente se puede producir fuertes caídas de ceniza y lapilli (cascajo) asociada a esta actividad. El espesor del depósito de caída podría alcanzar más de 1 cm a 70 km y 10 cm a 20 km del volcán en la dirección principal del viento. En general, a las erupciones paroxismales, siguen otras menores que van decayendo en intensidad hasta que cesan luego de varios meses o años. Al momento de la publicación de este informe este escenario es mucho menos probable de ocurrir en las próximas semanas que los escenarios 1 y 2;
  • Escenario 4) no se descarta por completo una disminución de la actividad eruptiva en el caso de que la nueva intrusión de magma no ascienda a zonas superficiales. Sin embargo, en función de los parámetros de monitoreo y a la historia volcánica del Cotopaxi, este escenario es el menos probable de todos.

Estos escenarios podrán ser cambiados de acuerdo a la evolución de la actividad del volcán.

PM,MR,EH,MY,CB,GV,SH
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes

Actualización de la actividad

El día de hoy a las 4h33 horas de la madrugada (Fig. 1), en el volcán Tungurahua se registró una explosión de tamaño moderado, el vigía de Juive reportó que escuchaba el rodar de bloques por el flanco y entre nubes observaba el material incandescentes, desde el OVT se pudo observar algunos de esos bloques incandescentes descendiendo por el flanco W, y extendiéndose más de  1000 m bajo el borde del cráter, en el OVT no se escucharon ruidos asociados. Posteriormente, a partir de las 5h14, los vigías de Chacauco, Cotaló y Manzano comenzaron a reportar caída de ceniza en sus sectores, indicaron que esta era de color negro y rojo y de un tamaño de azúcar.

Luego de que ocurrió la explosión principal, los instrumentos de monitoreo en el volcán mostraron la presencia de un tremor sísmico el mismo que se prolongó hasta poco antes de que ocurriera una nueva explosión a las 7h53, esta fue de menor tamaño que la anterior y ya no se reportaron ruidos asociados con la misma (Fig. 1).

Informe Especial Tungurahua 19 - 2015

Figura 1: Arriba, registro sísmico de la estación de Bilbao. Abajo registro acústico correspondiente de la estación de Masón, se han anotado las explosiones registradas.

Esta actividad se presenta luego de que en los días anteriores se registrara un incremento de la actividad interna del volcán, cuando los días 20 y 21 de octubre se registraron 140 y 167 sismos de largo período, asociados con la circulación de fluidos internos; en los días siguientes el número de estos sismos fue disminuyendo gradualmente (27 eventos el día 24 de octubre), hasta que se producen los eventos que se indican el día de hoy; este es un patrón de actividad que el volcán viene presentando desde hace algunas semanas.

Sobre el desarrollo y continuación de la actividad del volcán, el IG seguirá informando por medio de sus informes regulares y extraordinarios.

PR, ET, MA
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes

Continuación de Emisión de Cenizas y Columnas Moderadas

Resumen
Después del Informe No. 19, emitido el 07 de Octubre, el volcán Cotopaxi registró una actividad superficial caracterizada por leves y moderadas emisiones de gases/vapor de agua y cenizas. Estas manifestaciones empezaron el 05 de Octubre, pero particularmente fueron evidentes el 07 de Octubre.  Desde esta fecha se reportaron pequeñas caídas de ceniza y niveles del gas SO2 entre 1.000 y 7.600 ton/día.  Al momento la actividad del volcán está circunscrita a lo indicado en el Escenario “1” descrito en las actualizaciones previas y al final de este documento.  Este escenario prevé que el volcán continuará produciendo emisiones, posiblemente explosiones ocasionales de tamaños pequeñas a moderadas y lahares secundarios que quedan dentro del Parque Nacional Cotopaxi.


Sismicidad

Durante la última semana, la actividad del volcán Cotopaxi se caracterizó por la presencia esporádica de señales sísmicas asociadas a las emisiones, llamadas tremores de emisión (Fig. 1), y por la generación de sismos volcano-tectónicos (VT) que llegaron a presentar un promedio de ~ 50 eventos/día (Fig.2).  Las magnitudes de los VTs son generalmente menores a 1, sin embargo se registraron eventos con magnitud 2.7 el 14 de octubre. El tremor de emisión se caracterizó por tener amplitudes bajas hasta moderadas y duraciones entre 1 y 12 horas.  La energía asociada a la actividad sufrió un leve incremento entre la segunda a tercera semana de Octubre (Fig. 3). La mayoría de los eventos VTs se ubican debajo del cráter, a menos de 12 km de profundidad desde el nivel de la cumbre (Fig. 4). Adicionalmente se han registrado otros tipos de eventos, como híbridos y eventos de muy baja frecuencia (VLP) (Fig. 4).   Un día típico del registro sísmico fue del 17 de Octubre donde se registraron 11 horas del tremor de emisión seguido por varios eventos VT´s (Fig. 5)

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 1. Registro del tremor de emisión desde Agosto, 2015. Se nota que a mediados de Octubre hubo un repunte en estas señales.

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 2. Registro del número de sismos volcano-tectónicos desde el 01 de Agosto, 2015.  Se observa una clara y progresiva disminución de estos eventos en las últimas semanas.

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 3. Medidas de las amplitudes sísmicas promedio (RSAM) para el volcán Cotopaxi desde el 1 de enero de 2015 hasta al presente. El RSAM indica un incremento en la energía sísmica total. Se observa claramente el periodo de baja energía registrado en la última semana de Septiembre y el nuevo incremento en este parámetro desde el 13 de octubre del 2015.

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 4. Localizaciones de los eventos ocurridos en el volcán Cotopaxi entre el 01 al 16 de Octubre, 2015.  La gran mayoría de eventos localizados corresponde a sismos de tipo volcano-tectónico (VT, triángulos azules) y unos pocos LP (círculos rosados). Todos los eventos se sitúan aproximadamente debajo del cráter del volcán, a profundidades de menos de 12 km (aunque la mayoría está a menos de 9 km).

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 5. Sismograma de la estación sísmica de banda ancha del Refugio (BREF).  Se observan 11 horas de tremor de emisión, seguidas por un telesismo (flecha verde) y luego por esporádicos eventos VTs. El evento grande a las 17h28Tu del 17 de octubre que tuvo un magnitud de 2.3 (flecha roja).


Deformación
No se han observado tendencias de variación en los valores del inclinómetro de VC1 (flanco NE). En el período desde el 07 hasta el 16 de Octubre se registró una estabilidad en el registro,  sin observarse ningún ascenso ni descenso. (Fig. 6).  

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 6. Los valores de la deformación neta en el inclinómetro VC1 que desde mediados de septiembre hasta el presente están estables, sin una tendencia ascendente ni descendente.

Como parte de las actividades que realizan conjuntamente el IRD y el IGEPN en el marco del Convenio Laboratorio Mixto Internacional Sismos y Volcanes de los Andes del Norte, el Dr. Jean Mathieu Nocquet analizó las señales de deformación del volcán. Como resultado de este análisis, presentó el mapa adjunto (Figura 7) que muestra el movimiento acumulado en los puntos GPS desde el 01/01/2015.  Para producir este mapa, se ha corregido la deriva debida a los movimientos tectónicos, así que los efectos estacionales calculados sobre el periodo 2010.0-2015.0. El mapa representa la anomalía de movimiento del terreno detectado en el 2015 (Fig. 7).

El nivel de deformación es bajo, con respecto a otras deformaciones registradas antes de erupciones, pero es significativa. La anomalía empezó en Abril 2015 y alcanza 1 cm en los sitios en el flanco Oeste del volcán y está acelerando desde Abril.  La tasa de deformación observada es de 3 mm de desplazamiento horizontal por mes.

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 7. Deformación observada en las estaciones de GPS del Instituto Geofísico, después de corregir valores de deriva y cambios estacionales.  Las flechas amarillas muestran variaciones horizontales del terreno y las rojas muestran los cambios verticales las escalas se muestran en la esquina inferior izquierda. Elaborado por el Dr. Jean Mathieu Nocquet.  La deformación máxima es 1 cm de desplazamiento horizontal y 1 cm vertical.


Emisión del SO2
Los valores de flujo de SO2 obtenidos por la red permanente de DOAS muestran variaciones.  Entre el 07 a 09 de Octubre los valores fueron alrededor de 1400 ton/día.  Luego entre el 10 y el 12 de Octubre un ascenso de la concentración de este gas marcó entre 4100 a 7600 ton/día.  Desde el 13 de Octubre los valores mantienen en aproximadamente 1500 ton/día (Fig.8).

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 8. Los valores del SO2 (dióxido de azufre) han variado entre 1000 a 7500 t/día.


Dispersión y caída de ceniza
Desde el 08 de octubre hasta la presente se han recibido reportes de leves caídas de cenizas finas en la parte Occidental –Sur Occidental (San Ramón, San Agustín de Callo y Barrancas por la tarde del 16 de octubre.  Además fueron reportados caídas finas en Rumipamba y Vallecito en Cantón Rumiñahui durante el 17 de octubre.  El día domingo 18 de octubre las cenizas se propagaron hacia el occidente del volcán (Fig. 9).

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 9. Dispersión de las nubes de ceniza asociadas a la actividad del volcán Cotopaxi para el 18 de ocubre de 2015 (fuente de datos: Washington VAAC, base: Google Earth). Dirección de la nube de ceniza hacía el occidente.


Observaciones visuales
Debido a las condiciones climáticas muy nubladas durante la última semana en pocas ocasiones ha sido posible ver la cumbre del volcán y las emisiones.  Se han visto columnas ligeramente hasta moderadamente cargada con cenizas que suben hasta 1.5 km sobre la cumbre.  Sin embargo, el día 19 de Octubre en la mañana hubo una visibilidad adecuada para observar una columna de por lo menos 1.5 km de altura, visto de una camera de ECU-911 en el Teleférico  (Fig. 10).

Informe Especial Cotopaxi 20 - 2015

Figura 10. Vista del flanco norte del volcán Cotopaxi y su columna de vapor, gases y cenizas, tomada por una camera de ECU-911, desde el Teleférico, con fecha de 19 de Octubre, 2015, a las 07h37TL.Fotografía del Sistema Ecu911.


Interpretación
Los datos de monitoreo obtenidos desde el 8 de octubre indican que la continúa con las características propias del escenario “1” propuesto en las actualizaciones anteriores. Hemos observado que un nuevo pulso de magma alcanzó niveles suficientemente superficiales para producir manifestaciones como brillo en el cráter, emisiones e incremento del gas SO2.  Las emisiones subsecuentes han sido leves y las columnas no han superado 2 km sobre el nivel del cráter.   
Dentro de este escenario “1” se podrían además producir los siguentes fenómenos:
-    continuación de la emisión y consecuente caída de ceniza.
-    explosiones pequeñas a moderadas con bloques incandescentes limitados a zonas cercanas al cráter.

En este escenario no se considera probable la generación de lahares de tamaño moderado ni grande, pero sí, posiblemente la generación de lahares secundarios pequeños asociados a la removilización de la ceniza debido al deshielo del glaciar y a lluvias en las partes altas del edificio volcánico.


Escenarios
Al momento, como se ha indicado, el volcán presenta una actividad circunscrita dentro del escenario “1” (detallado nuevamente a continuación). Sin embargo, debido a que los sistemas naturales pueden presentar cambios en el corto plazo no podemos descartar como posibles los demás escenarios para los próximos días a semanas (en orden del más probable al menos probable

  • 1) el nuevo pulso de magma llega lentamente al reservorio y tiene paso libre hasta la superficie. En este caso, la actividad eruptiva aumenta progresivamente, con ocurrencia de emisiones de ceniza seguidas por pequeñas explosiones. El proceso eruptivo se prolonga por semanas hasta agotamiento de la energía de este pulso de magma (tipo Tungurahua marzo 2013). Este tipo de fases eruptivas puede repetirse si la alimentación en magma se mantiene en el mismo nivel. Las caídas de ceniza son leves a moderadas en las direcciones predominantes del viento con una acumulación de hasta pocos milímetros de ceniza. Durante este tipo de actividad se podría observar incandescencia en el cráter. Las explosiones pequeñas podrían lanzar bloques balísticos decimétricos hasta 1-2 km del cráter, produciendo abundante incandescencia en los flancos superiores. Lahares secundarios pequeños se podrían formar debido a la remobilización del material eruptivo por lluvia o deshielo del glaciar afectando principalmente la zona del Parque Nacional Cotopaxi. Al momento de la publicación de este informe, este es el escenario en curso;
  • 2) el nuevo pulso de magma llega al reservorio pero su paso a la superficie está obstruido por un tapón, lo que provoca un aumento de la presión en el conducto volcánico. Eventualmente, la presión del magma vence la resistencia del tapón, produciendo una (o más) explosiones de tamaño moderado a grande con abundante incandescencia, caídas de bombas balísticas que alcanzan un máximo de 5 km desde el cráter y pequeños flujos piroclásticos (tipo Tungurahua julio 2013). Las caídas de ceniza son moderadas a fuertes en las direcciones predominantes del viento con una acumulación de algunos milímetros hasta pocos centímetros de ceniza cerca del volcán. Adicionalmente se pueden formar lahares por la mezcla del material volcánico con agua de derretimiento del glaciar. En este escenario los lahares podrían ser de tamaño pequeño hasta moderado y afectarían principalmente la zona del Parque Nacional Cotopaxi, pero también zonas pobladas de los drenajes principales del volcán (ríos Pita, y/o Cutuchi y/o Alaquez y/o Jatunyacu), aunque no con la misma magnitud del escenario de 1877. Flujos de agua lodosa podrían bajar en los drenajes principales sin mayor afectación. Al momento de la publicación de este informe este escenario es menos probable que el escenario a);
  • 3) el pulso de magma que asciende tiene un volúmen mayor y una mayor velocidad de ascenso. Esto hace que las altas presiones producidas abran violentamente el conducto volcánico y se produzcá una erupción paroxismal (tipo Cotopaxi junio 1877, Reventador noviembre 2002, Tungurahua agosto 2006) con la generación de flujos piroclásticos en todos los flancos, con predominancia hacia la dirección del viento. Los flujos piroclásticos pueden alcanzar el pie del volcán. El contacto entre los flujos piroclásticos calientes y el glaciar produce un gran derretimiento de este último, lo que genera lahares moderados o grandes que bajan por uno o varios de los drenajes que nacen en el volcán.  Estos lahares pueden viajar decenas hasta cientos de kilómetros por los valles de los ríos dejando depósitos de metros hasta decenas de metros de espesor. Adicionalmente se puede producir fuertes caídas de ceniza y lapilli (cascajo) asociada a esta actividad. El espesor del depósito de caída podría alcanzar más de 1 cm a 70 km y 10 cm a 20 km del volcán en la dirección principal del viento. En general, a las erupciones paroxismales, siguen otras menores que van decayendo en intensidad hasta que cesan luego de varios meses o años. Al momento de la publicación de este informe este escenario es mucho menos probable de ocurrir en las próximas semanas que los escenarios 1 y 2;
  • 4) no se descarta por completo una disminución de la actividad eruptiva en el caso de que la nueva intrusión de magma no ascienda a zonas superficiales. Sin embargo, en función de los parámetros de monitoreo y a la historia volcánica del Cotopaxi, este escenario es el menos probable de todos.

Estos escenarios podrán ser cambiados de acuerdo a la evolución de la actividad del volcán.  El Instituto Geofísico dará información oportuna sobre la actividad del volcán o su aumento.


PM, MR, GV, SH, MY, SB
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes
No se han encontrado eventos

Con el apoyo logístico de: